sábado, 14 de febrero de 2009

ORIGEN Y CURIOSIDADES SOBRE EL *MOLE POBLANO* REGIO PLATILLO MEXICANO.










====================
El mole, es todo un regalo divino y colonial, ciento por ciento mexicano.-
---
La receta clásica del mole poblano lleva cerca de 20 ingredientes y es una de las que más se ha respetado en esencia, aunque no en su preparación.-
El origen del mole se ubica en los Conventos poblanos de la época de la Colonia.- Esta antigua receta se compone de contrastantes sabores gracias a sus ingredientes.- En el Estado de Puebla destacan los moles de las religiosas de Santa Mónica, Santa Teresa y Santa Clara, siendo un verdadero legado culinario para el mundo entero.-
---
*Se presume que fue precisamente Sor Andrea de la Asunción, del Convento de las Dominicanas de Santa Rosa, quien preparó por primera vez, un día de marzo de 1681 y en honor del Obispo Manuel Fernández de Santa Cruz y su invitado, el Virrey de la Nueva España, Antonio de la Cerda y Aragón*, indica Jorge de Ángeles, autor del 'Gran Larousse de la Cocina Mexicana'.-
---
*Dado el éxito de la cocina tradicional de casi todos los conventos, la receta del mole fue solicitada y el platillo empezó a ponerse de moda hasta convertirse en uno de los predilectos*, resalta una experta en gastronomía.- Variados ingredientes como pasas, ajo asado, anís, pepitas de chile, clavo de olor, semillas de cilantro, pan y tortilla frita, azúcar, chocolate, almendras y sus respectivos chiles anchos, pasilla y mulato, eran las bases de las recetas antiquísimas en estos Conventos.- *Al paso del tiempo cada región ha puesto su sello a los moles, así que varían un poco sus ingredientes, por eso es que ahora se conoce el mole poblano, el mole negro de Oaxaca y muchos otros más*.-
---
El origen de esta antigua preparación se pierde en el tiempo, hay muchas versiones, pero lo que es seguro es que es producto del mestizaje y la enorme riqueza de la gastronomía mexicana.- *Hay una leyenda que se conoce como 'San Pascual Bailón, atiza mi fogón', y esta cuenta que el Virrey de la Nva. España, Juan de Palafox, visitó un Convento poblano donde se le ofreció un banquete*, según comenta Dumois.-
---
Los encargados de la cocina buscaban esmerarse y lucirse con los platillos que ofrecerían al señor Virrey, la presión era grande, el tiempo se terminaba y el nerviosismo era tal que ni el cocinero principal, Fray Pascual, se salvó de él.- El religioso corría por toda la cocina dando órdenes, apresurando la marcha porque los minutos se consumían y el banquete aún no estaba listo.-
---
Sin darse cuenta, Fray Pascual comenzó a recoger en una charola varios productos con la intención de guardarlos después, pero entre el ajetreo y su loca carrera tropezó, y todos los ingredientes de la charola volaron por el aire y fueron a caer exactamente en la cazuela donde los guajolotes estaban ya casi en su punto.- *Se dice que el clérigo estuvo tan preocupado que comenzó a orar con toda su fe (la oración de San Pascual, precisamente), pero para su sorpresa el platillo gustó muchísimo a quienes lo probaron*, según asegura la experta.-
---
( *Esta leyenda fue muy bien acogida por la gente de la región, y se dice que incluso en los pueblos más pequeños, las amas de casa apuradas aún invocan la ayuda del Fraile diciendo: *San Pascual Bailón, atiza mi fogón*.- )
---
La anterior información fue tomada del diario 'Reforma' - de la Cdad. de Mèxico, por su amigo ALF, el 'tapàtío'.- Con gusto la comparto internacionalmente aquí, con todos Ustedes.-

2 comentarios:

ALF dijo...

Ayer, precisamente comí un rico plato de 'mole poblano' (del que venden ya preparado y que arregla uno en casa), con media pechuga de pollo, acompañado de tortillas de maíz y un digestivo 'tepache de piña' casero. ¡ Qué delicia !

Lucía dijo...

Yo no estoy de acuerdo con la historia de que el cocinero principal, Fray Pascual, recogio en una charola varios productos con la intención de guardarlos y tropezó, y todos los ingredientes de la charola vayeron en la cazuela donde los guajolotes estaban ya casi en su punto.- para empezar, y que casualidad que ya estaban tostados no? y apoco lo sirvieron con los trosos de chocolate y los chiles enteros, por decir algo... creo que este tipo de leyendas no se deben publicar, ya que desde mi punto de vista es ilogico.