miércoles, 10 de marzo de 2010

ALGUNOS CONSEJOS DESPUÉS DE MUCHOS AÑOS DE FELIZ MATRIMONIO.




















================================================
Áún después de tantos buenos ratos y sinsabores, se debe mantener la llama del amor durante toda una vida, aunque no es tarea nada fácil. El casarnos no significa perder de vista todo aquello que hicimos para seducir a nuestra pareja, al contrario, ahora que al fin estarán juntos compartirán experiencias y dificultades que todo matrimonio debe atravesar, vivencias que contribuyen al completo conocimiento de la pareja. La decisión de llevar una vida en pareja refleja el sacrificio, comprensión, paciencia y respecto por parte de ambos, aspectos que unidos al amor llegan a consolidar la relación. La realidad es que en la actualidad con la alta estadística de divorcios, mantenerse felizmente casados merece una gran celebración, de ser posible. Dar gracias, renovar los votos matrimoniales y reafirmar el compromiso es una celebración importante y significativa según sea el Aniversario.
Algunas parejas deciden reafirmar el compromiso asumido al casarse bajo el mismo esquema de una celebración religiosa, que será de beneplácito para algunos amigos que no pudieron asistir en su oportunidad, pero otros, solamente renuevan sus votos dando gracias, para celebrar un aniversario importante, sobre todo las “Bodas de Plata” a los 25 años y las “Bodas de Oro” a los afortunados que llegan a los 50. Desde los años sesentas los consejeros matrimoniales y psicólogos comenzaron a hablar de la importancia de la “comunicación” en el matrimonio, como soporte principal para el éxito matrimonial, sin embargo, si reflexionamos, la comunicación es sólo uno de varios aspectos importantes:
• Compromiso de no regresar atrás y respetar los acuerdos hechos.
• Respeto mutuo. Respetarse es venerarse, tener consideración y amabilidad, atender a la pareja y cuidar su lenguaje al comunicarse, es aceptar, al cónyuge tal y como es, sin críticas ni quejas.
• Ayuda mutua, estando dispuestos a cooperar en todo tipo de actividades y/o necesidades, en las buenas y en las malas. Se puede decir que a través de la ayuda mutua la pareja se complementa, se integra, progresa, se perfecciona y alcanza la felicidad que tanto anhela.
• La fidelidad. Respetándose mutuamente, amándose fiel e incondicionalmente y dedicándose suficiente tiempo para vivir tranquilos en pareja.
• La humildad. Gastándose y/o desgastándose por hacer feliz a su pareja.
• La paciencia. Para evitar irritarse ante las inevitables debilidades. Se dice que la paciencia es la base del crecimiento personal y de pareja.
• La confianza absoluta, sin ocultarse nada. Es mejor aclarar todas las dudas, para evitar seguros y/o posibles resentimientos.
• Libertad. Es importante no esclavizarse. Cada uno debe ser libre para crecer en la mejor forma posible, como ser humano.
• Considerar el acto sexual como una manifestación de amor que sobrepasa las limitaciones de las palabras.
• Responsabilidad. Ya que el ser responsable no es únicamente llevar al hogar lo justo y necesario para cubrir las necesidades materiales, sino mucho más.
• Y sobre todo profesar Amor, si no hay Amor grande y verdadero, todos los otros valores del matrimonio como de cualquier unión se desmoronan y el mismo, tarde o temprano se terminará irremediablemente dejando atrás todas aquellas tiernas y dulces ilusiones que se tuvieron.
.............
Encontré esto, por si alguno de Ustedes quiere tomarlo en cuenta. Yo solo les digo, pero la decisión es suya. Atentamente; ALF, el 'tapatío'.

2 comentarios:

Adrisol dijo...

me encantó!!

buenos consejos, sin dudas..
gracias..

besoss

ALF dijo...

Gracias a Ti, mi gran amiga...