jueves, 25 de diciembre de 2008

*TAMALEEEEES, HAY TAMALES DE CARNE, DE DULCE Y DE MOLEEEEEEE... (pregón popular).








Pronto llegará el 2 de Febrero, fiesta de la “Candelaria” con sus grandiosos días de festejo en Sn. Juan de los Lagos, pero desde ahora podemos hablar de algo característico de esas y muchas otras "pachangas" en todo México, y más de esta región; las tan sabrosas "tamalizas". Alimento favorecido por muchos, como la birria y el pozole, que junto con el tradicional tequila, nos sirven de identificación en el mundo entero.

---------------

En ciertas leyendas se afirma que los primeros tamales en forma de pastelillos, servían de ofrendas para sus Dioses entre aborígenes purépechas y tarascos de Mich., huicholes de Nay. y Jal., mayas del sureste del país y Ctro. América y aún entre los tarahumaras de Chih. y tepehuanes de Dgo. Ese sabroso y nutritivo alimento llamado genéricamente tamal, del náhuatl ‘tamalli’ o pan sabroso, es a grandes rasgos una porción de masa de maíz o de elote cocida al vapor, previamente envuelta en hojas de mazorca de maíz, de milpa o de la planta del plátano, en partes conocida como vástago.

------------------

Entre los indígenas, ‘tamalli’, más que al alimento mismo, se aplicaba a la forma de envoltura, y en otras, se le llamaba ‘tamal’ a aquel envoltorio que no lleva relleno, y ‘acatamal’ al que se le agregó algo más en su interior, como pudieran ser diversos quesos, tiras de chile, picadillo, carne de cerdo guisada o en moles, mariscos, verduras, pollo, pavo, frutas cristalizadas y hasta la leche cuajada... y muchísimas variantes más.

-------------------

Dependiendo de las zonas y los gustos de la gente, se ha ido creando una variedad increíble de los mismos, habiendo primeramente cuatro grandes divisiones; los ‘salados’ y los ‘dulces’, los tamales solos o aquellos variados que lleven algún tipo de relleno.

--------------------
Hay tipos especiales de tamales, que obtuvieron ciertos nombres específicos, como: El ‘bolim’, o tamal huasteco; el ‘zacahuil’, tremendamente grande, relleno de carne de cerdo, que llevaba antíguamente todo un marranito entero; las ‘corundas’ de masa de maíz, manteca, carbonato y cal, envueltas en hoja de milpa, el tamal ‘tejo’, llamado también ‘de ceniza’, en el cual el maíz se cuece previamente en agua de ceniza asentada, en lugar de cal; los ‘barbudos’ sinaloenses rellenos de camarones, saliéndoles por un extremo los bigotes de los mismos, o los gustados ‘huchepos’, tamales de elote tierno, con leche, azúcar y mantequilla, finamente colados, de muy suave consistencia y delicado sabor.


-------------------

Aquellos a quienes les salió un ‘Niñito’ en la Rosca de Reyes, deben cumplir con la tamaliza que ofrecen precisamente en la Fiesta de la Candelaria. Cuentan que esto viene desde el siglo IV, llegando a América al través de los frailes muchísimo tiempo después, desde luego.

------------------------

Quizá los tamales se acostumbran menos al mediodía, pero constituyen un platillo suculento como entrada o intermedio, por ejemplo los ‘de ceniza’ o las ‘corundas’ michoacanas ya guisados en recaudo de jitomate, tiras de chile poblano y aderezados con crema o panela; o también los llamados ‘encuerados’, aquellos otros rellenos de carne con mole, pero ya sin su envoltura y freídos en manteca de cerdo hasta que queden bien doraditos.

----------------------

No debemos dejar pasar por alto ahora, las ‘tortas de tamal’ y las ‘guajolotas’ de los "defeños", que no tienen aún el tiempo como para ser consideradas una ‘tradición’, pero si marcan otra novedad más, bastante exótica por cierto que puede o no generalizarse en otras regiones.

---------------------
Entre las variedades de tamales dulces, un postre muy nuestro y distinto, ahora se hacen de fresa, piña, de dulce de leche, de chocolate y varios ates, que adornan además la mesa con un colorido enorme que va del rosa mexicano, al amarillo y aún al tricolor. Llevan adornos de pasas, almendras y ate de membrillo, guayabate o ciruelas e higos cubiertos.


---------------------

Aqui dejo mi relato para ir a la cocina a freir dos o tres de mole verde que se me antojaron como aperitivo, mientras llega la hora de cenar fuerte, je, je, je.

Su tragón y buen amigo, ALF el "tapatío".

(Dedicado a Lola, mi gran amiga la de Almería y su "Blog" interesantísimo)

2 comentarios:

ALF dijo...

Tomé prestadas estas fotos, al no tener en archivo algunas otras que mostrasen los "tamales".
Pido perdón por mi osadía...

Lola de Almería dijo...

Ay,, ay ¡¡¡ Alfonsito ¿ estas vendiendo la piel del cordero ¡¡¡ si no se nos olvida el 2 de Febrero ¡¡¡¡ jajjajaaa
Porfi pasame un tamalito compadrito ( dale musicalidad al leerlo jajjajaa). Te quiero, gracias por la dedicatoria.